That is my destiny

Destino, el camino, un objetivo, una carta al ser que habita en mi interior, diría algo así.

Hola, que tal, eres jorge, y yo también, estamos algo cercanos pero aún distanciados. ¿Que sucede? ¿Quien tiene miedo? Dicen que tu sabes exactamente lo que quiero, o es que tu eres el real y yo el impostor impregnado de lo que la sociedad me provoca. Quien sabe, no hablas, eres un sentimiento, una lágrima, un grito, la ira, el placer, eres todo y a veces me dejas a mi ser todo eso, dejando a los demás, que son el nadar en un río tempestuoso, y es divertido, pues aún no nado bien. Quisiera que hablaras, o eres tu el que me escribe y es todo al revés. No entiendo pero es de no entender, pues si entendiese, esto llegaría a un nivel de profundidad del cual sería poco probable querer parar. Escribir es tan rico, exquisito, maravilloso. No quiero dejarte ni tu a mi parece, de alguna manera tenemos que conocernos, amarnos. Darnos las manos, hacer las paces, darnos primeros auxilios y revivir cada momento para así valorar lo que nos da el seguir de nuestra vida. Soy yo, soy tu, eres yo y eres y somos. Una paradoja creer que somos diferentes cuando ambos aportamos cosas juntos, pero pocas veces concordamos en lo que deberíamos de hacer. Claro está que ahora, a medida que comprendemos mejor como nos desenvolvemos, cual es la herramienta y la palabra correcta, en que momento, a medida que todo eso y más se aclara, somos y seremos mejor para nosotros mismos, y no es egoísmo, pero esta lucha es una lucha general, pues todos tenemos una pelea interna.

Anuncios

Despierta, tienes que trabajar

Como el sol, amanece por el horizonte eterno, como la luna también nos mira hipoteticamente por el vasto cielo de su frío ambiente. Como las cosas permanecen en nuestras manos, en nuestro cuerpo, y perece a causa del desgasto, de las experiencias, quedan resquebrajadas por esos abrazos que romperían hasta el alma si fuese una prenda. Pero no, el alma es una parte esencial, como el algodón o el poliester a la ropa, sin ella no sería alma, y hay por montón. Puedes multiplicarte en masa, en emociones y en personas impregnadas de también sus mismas almas. ¿Cuando acaba el fin de una prenda? Cuando no es bien vista por otros, cuando te da frío, cuando no cumple la función, dar status.

Jajaja, parezco un tipo cualquiera, de los que no tienen futuro, no tienen recursos, no tienen casa propia, no tienen comida, están a expensas de otra persona, y con suerte, de no ser así, habría sido un vago, un punk, un delincuente, un todo cero y no un 1. Que importa ya, estoy estudiando y haciendo cosas, ahora trabajo pero con un pesar, que me dice, que debería morir. ¿Me gusta la vida? Otras líneas dicen que uno escoge su vida, su madre y padre, su lugar y sus propósitos. ¿Escogí yo esta mierda? Realmente, fui yo, quien más… ¿Dios? Já.

Y que va, Ya queriendo un minuto de libertad, lo desperdicio. ¿Amar? desconfío de su persona, sus palabras, su mover suave en la dimensión donde solo ella es capaz de moverse, ondula las curvas de mi cuello cuando pasa y solo es ese momento cuando la miro, para luego sumir mi conciencia en unas aguas tormentosas donde todas son iguales, y donde no debería de confiar en ella a menos que lo demuestre… demostrar algo que ni ella quiere demostrar, porque no debe hacerlo, ¿Para mí? Esque suena algo a ego que tenga que demostrarme, pero es así, quizás me quedo con que si te gusto demuéstralo, que ya mi corazón enamorado también lo hará. Pero no soy alto, no soy lindo, con suerte tengo ojos verdes, y agrégale que vestirme como los “zorrones o tipo disco” no es mi estilo. El dinero no me abunda, y temo que eso sea la causa de mi solitaria estadía. Desperdicio también el cariño hacia mi mismo, y los que dirigen su atención hacia mí, ignorando que podrían hacer algo mucho mejor, pero no… mi complicada simpaticidad, mi alegría y mi amabilidad los convence de que se unan a mi cruel compañía. Me siento poco apto para todos, para mi mismo también, y es por eso que entreno de vez en cuando, que me alimento con lo que quiero, que además me doy gustos y todo… quiero una soledad sin necesidad de amar, una soledad donde pueda leer, sin pensar en que debo contarle eso a alguien, una soledad donde pueda reirme fuerte, gritar, cantar sin temor a un prejuicio de gente, quiero soledad… quiero… te quiero a ti.

necesidades innecesarias

Hablemos de algo que todos quieren, e incluyendome. Amor a expensas del dinero.

Es tan agotador trabajar en la búsqueda de alguien, que pierdo tiempo al distraerme mirando esos ojitos, esas caritas y todo lo que conlleva el deseo. ¿Fantasías o deseos? La diferencia es abismante, y para quien no lo sepa, le recomiendo estudiar la respuesta antes de decir, “Me gustas”. Sigamos, mis necesidades, como trabajo, estabilidad, dinero, comodidad, casa, departamento, comida, higiene, estudios, cosas, ropa, auto, moto, zapatos… etc. Todo eso, ¿Será necesario? En un ámbito laboral, si, es necesario, pero ese ámbito laboral, es lo que me complica mi existencia y lo que me provoca las ganas de suicidio. ¿Esque pienso ser vago toda mi vida? No es eso, pero cansa que la gente acepte un prejuicio como el de -Si no estas bien vestido, si no tienes zapatos que combinen, si no te lavas el pelo, si no modulas bien, si dices una grosería, pues te derivan a no darte trabajo- Como es posible que personas como tu, y yo acepten rechazar a una persona por cosas como esa. O porque eres feo, porque no agradas a todos, porque no tienes una linda figura y provocas que la gente no te mire y eso es, mala publicidad. Joder, que odio tengo cuando me dicen que por no ser alto, no podré tener polola. Lo único que me queda, es quedarme solo, o tener una mujer más pequeña que yo. Si hasta las mujeres, que en un tiempo antaño, eran el pedestal de la motivación, hoy son unas ignorantes en temas de emociones, solo saben llorar y ser caprichosas. ¿Que necesitan un hombre alto porque les gusta mirar arriba y abrazarlos alzando las puntitas como esas imágenes que rondan las redes? Que tonto, acaso supiesen que dejarán crías y que les enseñaran esas cosas, y cuando estén solas y escuchen a sus hijas decir esas cosas, espero sientan vergüenza, pero lo más vergonzoso para ellas será que no sabrán de dónde lo aprendieron, pues están ciegas con ellas mismas, ni ellas se comprenden. Creerán que el colegio los educa así, que es la sociedad la corrupta (y en parte, es así), que ellas les enseñan valores, porque ser madre es hermoso, es virtuoso, ellas son santas… y en su camino solo hay restos que dejan dolores y llantos. ¿Despecho? Quizás, estoy en una posición algo conveniente pero incómoda, conocí a una mujer, encantadora por cierto, pero los prefiere altos y no pequeños (1.65) como yo. Eso me deja con un gusto a mierda, porque sí podríamos ser algo, pero por ese gusto peculiar de altura, todo se fue a la shiet.

Innecesaria la forma de vida que prefiero, que anhelo y trato de obtener, aún si mi lema es “Ayudar para ser ayudado”. Esperando la salvación de alguien, antes de poner fin a mi vida. ¿Encontraré una vía por la cual escapar y comenzar algo que realmente me llene?

Por último, cómo podría estar solo pero sin sentirme solo. Solo yo, y sin necesidad de alguien. Que complicada es la forma de vida mía, no acepto que la felicidad se encuentre en la ignorancia, que la sabiduría sea para unos pocos (aunque siento que el sabio ama a pesar del dolor), y yo aún no encuentro un equilibrio. El ignorante será feliz, pero ignora más cosas de las que cree importantes, y esas cosas que ignora, son el obstaculo de otros, y pensandolo bien, si ayudara a no ignorarlas, podría hacer un cambio mucho más importante que solo la búsqueda de su propia felicidad.

 

Cest la vie

Joder, si hablamos de vivir, si que me tocó difícil. Hablamos de amor, hablamos de dinero, hablamos de relaciones interpersonales, también de estudiar y estar estable. Una sociedad como la que me encierra, me entorpece la forma de pensar, me obliga a cambiar mi cultura interna, a cambiar y desvanecer la fortaleza que pude haber creado, todas mis fuerzas se dirigen a tener dinero, vestirme bien, tener un iphone, una GoPro, un departamento minimalista o que esté amueblado correctamente, a revisar mis redes intermitentemente, a subir historias, acaparar unos cuantos me gusta, para así tener un Status. Vivir así me consume, si existe un alma, esta ya perdió sus ganas de manifestarse, si esque existe una vida después de esta vida, ya olvidé como comprenderme a mi mismo, para así no olvidar que he vivido ya hace este tiempo. No tengo polola, y eso me estresa, me vuelve tenso ante todo, me pone arisco e ilogicamente, pues debería estar plenamente dispuesto a conocer gente para así, dar con una. Pero no, nadie me quiere, no tengo dinero, no estoy estable, pienso mis cosas profundamente y le doy vuelta a mis temas con tal de tener un argumento contra mis creencias, pues creer en mi o en algo, requiere de una fuerza omnipotente, algo que sea fuerte e inevitablemente indestructible, para así ser autentico y no un intento abstracto de ser humano. No puedo tener una conversación en donde lo que oigo, se transforme en odio, en repulsión. Las personas iguales a mi, en cualquier ambito, son un poco… dispersas, esque es probable que la felicidad sea la ignorancia, el olvidar que existimos y solo dejarse llevar… yo no puedo hacer eso, mi vista inunda de ideas de cambio, mi voluntad late, pero no actua. Veo la ciudad y no me gusta, veo las paredes, los vidrios, mi imagen, todo lo posible por ver, y no me gusta, y es una idea que todos comparten, pero nadie hace nada, nadie puede tomar una brocha y gastar de su “estabilidad”, para lograr más colores, lograr que nos ayudemos todos, nadie puede tomar una bolsa de basura y levantar los envoltorios de sus propias vidas y limpiar de una vez por todas el alrededor, pues no somos dioses para cambiar el mundo, como toda leyenda que usa la palabra dios para abarcar una fuerza fuera de nuestra comprensión, pero en cambio, si podríamos dar imagen de algo mejor, de plantar la semilla que provoque todos queramos una ciudad mejor. Quien sabe, hasta el amor llege a mí si eso sucediese. Ya perdí el hilo del texto, me retiro con un semblante triste y abatido, mi idea de suicidarme a los 30 cobra su parte, me dice que quien soy, que no soy capaz de comprender ni la más mínima parte de la conciencia que uso, y me hace sentir que soy un inútil, que solo piensa en problemas, no soluciona nada, que obliga a la voluntad a quedarse quieta, y que además, se da cuenta que, en mi lugar de residencia, de tamaño ciudad, no hay mujer, que no quiera un amor de cualidad económica, de esos que invitan a comer, a salir, a bailar, a embriagarse, a tener sexo por montón, y dicen que soy aburrido, fome, nerd, que estudio mucho… si compararan lo que sé y lo que puedo aplicar con lo que ellos pueden hacer, habría una enorme diferencia, y nadie valora eso, la capacidad de la mente de aprender cosas y aplicarlas, y si vieses lo que yo veo, como se rien, como se malgastan a ellos mismos… (de una manera igual a la mía, cuando hago esto). Bueno, ya nada.